martes, 14 de septiembre de 2010

La sonrisa del corazón.

Tarde de último día de verano. Mañana nueva época.
Hoy me he dado cuenta de ciertas cosas. Siempre un
día como los de hoy que termina volviendose gris es
cuando la felicidad te coge por sopresa. Se agarra a tu espalda,
te inmobiliza y ya no tienes más remedio, has quedado atrapado
entre sus poderosos y fuertes brazos.  Y lo mejor que podemos
hacer, lo mejor que cualquiera puede hacer es permitirse sentirla.
Finaliza siendo eso, un grupo de gente que siempre tiene la
forma perfecta, la manera esacta para pintarte en el corazón
una gran sonrisa.
Pero como sabemos, no es oro todo lo que reluce y por lo tanto
entre todo lo mágico siempre hay una parte desgraciada.
Esa que también nos pilla en secreto y nos muerde el culo... sin
embargo, como dice la famosa frase ''Abrazarte a quien te abraze, y
quien no te abraze pues no te abrazas y punto, no pasa nada''.
Es mejor pensar en eso que seguir el día pintando gris sobre
el mismo gris del cielo. Es así, no te compliques,
no te preocupes. :)



2 comentarios: