miércoles, 13 de octubre de 2010

Badday

Te levantas. LLegas tarde. Cola. Entras al trabajo ,o a
tu instituto. Se te rompe la punta del lapiz. El bolígrafo
se queda sin tinta. No encuentras el trabajo que habías
preparado durante toda la noche. Llueve. Te mojas.
Se te caen las llave y las otras veintemil cosas que llevas
encima. Se te han mojado. Se te olvidan recoger algunas
cosas importantes. Después las recoges. Reuniones o
examenes imprevistos. Trancurren de mal en peor.
Sermón de tu profesor o jefe de empresa, u para otros
una discución con un amigo.
Desayuno de media mañana que parece no salir nunca.
No tienes dinero para bebida, comer enyugado. LLegar
a casa. La familia con la misma pesades de siempre.
Dormir.

Moraleja: Si tienes un mal día, no lo conviertas en peor.
Intenta que solo sea malo, y no una catástrofe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario